Glosario de Vapeo

0 comentarios
  • Atomizador: Es un término que hace referencia al tanque de tu dispositivo, aunque también puede indicar aquellos más avanzados como los reparables (RDA, RTA y RDTA). Es la parte del dispositivo que contiene el líquido y en la que va instalada la resistencia.
  • Baterías: En el interior de tu dispositivo se encuentra la batería, que es la que transmite la potencia a tu kit, además, de ser responsable de la autonomía de tu dispositivo. Puede ser de distintos tipos, aunque lo normal es que sea integrada o externa. Dentro de las externas existen distintos modelos, sin embargo, el más común es la 18650 (conocida así por sus medidas en milímetros 18x65mm).
  • DL: DL es la abreviatura de uno de los modos de vapeo dependiendo de la calada. Proviene del término inglés Direct To Lung (Directo al Pulmón) y se da cuando las resistencias son menores de 1.0ohm. Es un tipo de calada más abierta que va directamente al pulmón, como su propio nombre indica, en contraposición al otro tipo de vapeo, el conocido como boca pulmón o MTL.
  • MTL: Es la abreviatura de un estilo de vapeo, y suele ser con el que comienza la gente que da el paso de los cigarrillos tradicionales al vapeo. MTL (abreviatura de Mouth To Lung, boca-pulmón) es un tipo de calada más cerrada, similar a los cigarrillos, y que lleva el vapor primero a la boca antes de pasar a los pulmones. Se suele dar con el control de flujo de aire más cerrado y con resistencias superiores a 1.0ohm.
  • E-Liquid: También conocido simplemente como líquido, es uno de los ingredientes esenciales para el vapeo. Los líquidos están compuestos de glicerina vegetal, propilenglicol, aromas, además de poder llevar o no nicotina, dependiendo de nuestros gustos. Hoy en día existen cientos de combinaciones de aromas, además de distintas concentraciones de glicerina y propilenglicol dependiendo de si se busca potenciar más el sabor o el vapor.
  • VG: Es la abreviatura de glicerina vegetal. Este componente de los líquidos es una sustancia natural que sirve de espesante. La VG es un líquido incoloro, no tóxico y que no posee aroma. Normalmente cuanta mayor proporción de VG, mayor producción de vapor y menor golpe de garganta. También el sabor se transmite mejor a través del propilenglicol que de la glicerina vegetal. Se considera alta VG o High VG aquellos líquidos con un porcentaje igual o superior al 70% de glicerina vegetal.
  • PG: El propilenglicol es la otra sustancia esencial que se encuentra en los líquidos para el vapeo. Es un alcohol prácticamente inodoro y que se utiliza habitualmente en medicamentos así como en otros productos para conservar su humedad. Tal y como hemos visto, el PG transmite mejor el sabor y consigue un mayor golpe de garganta, aunque produce una menor cantidad de vapor.
  • Nicotina: Los líquidos para el vapeo pueden llevar distintas proporciones de nicotina, que suelen variar entre 3mg y 55mg (hay que recordar que de igual manera se pueden encontrar líquidos sin nicotina). También existen dos tipos distintos de nicotina para el vapeo. La primera es la nicotina de base libre, que se absorbe de manera más lenta pero que permanece más tiempo en el organismo. Este tipo de nicotina, que es la que se ha estado utilizando desde los inicios del vapeo. El otro tipo son las sales de nicotina, que se absorben mucho más rápido y que también abandonan antes el organismo. Actualmente es la opción más popular para las personas que acaban de dejar de fumar, especialmente combinadas con los Pods (siempre con resistencias de más de 1.0ohm).
  • Mod: Mods o Box Mods suelen ser dispositivos potentes que disponen de pantalla, control de potencia además de multitud de características avanzadas y sistemas de seguridad. Pueden llevar batería integrada, o funcionar con una batería externa, con dos, o incluso en algunos casos, con tres de ellas (aunque es muy poco habitual).
  • Pod: Los Pods son dispositivos pequeños, compactos y con diseños atractivos, que normalmente poseen poca potencia y están especialmente pensados para personas que quieren dejar de fumar y buscan un vapeo sencillo y más parecido al cigarrillo tradicional. Este tipo de dispositivos han cambiado el atomizador por un cartucho que funciona igualmente a modo de tanque, conteniendo el líquido y la resistencia para permitir el vapeo.
  • Pod Mod: La última tendencia en dispositivos son los Pod Mods, dispositivos que fusionan lo mejor de ambas gamas de dispositivos, el tamaño, el diseño y los cartuchos de los Pods, junto a las características de los Mods como una mayor potencia, distintos modos de vapeo, sistemas de seguridad, etc.
  • Cartucho: Los cartuchos, también llamados pods por el término en inglés, son los tanques que utilizan los dispositivos tipo Pod. Los hay de varios tipos, pueden ser cerrados en los que lleva el líquido y la resistencia integrada y una vez terminado el líquido hay que deshacerse del cartucho; los hay desechables, que llevan la resistencia integrada y en los que se puede rellenar varias veces de líquido y se tiran cuando la resistencia llega al final de su vida útil; y por último cartuchos reutilizables, en los que se puede cambiar tanto el líquido como las propias resistencias.
  • Resistencias: También conocidas por el término inglés, coils, son uno de los componentes más importantes para el vapeo. Están fabricados con un hilo de metal (que puede ser kanthal, acero inoxidable, níquel o titanio), además de material absorbente, habitualmente algodón orgánico, que absorbe el e-liquid y lo evapora al calentarse para poder generar el vapor que vapeamos.
  • Kanthal: El kanthal es un metal más común en las resistencias. Es perfecto ya que se calienta y se enfría de manera rápida, permite un buen sabor y es ideal para su uso con control de temperatura (el modo de vapeo más habitual).
  • Ohmios: Los ohmios son la unidad de medida de las resistencias. Las que tienen más de 1.0ohm se las considera resistencias para el vapeo boca-pulmón, pensadas para usar con dispositivos con menos de 20W y permitiendo el vapeo con niveles de nicotina más elevados. Las resistencias de menos de 1.0ohm se las considera sub-ohm y están pensadas para el vapeo directo a pulmón y su uso con niveles más bajos de nicotina (o sin ella) y permitiendo vapear con líquidos con mayor porcentaje de VG además de poder usarse a mayor potencia consiguiendo así una cantidad superior de sabor y especialmente de vapor.
  • Mods regulados y no regulados: La gran mayoría de los dispositivos de vapeo son regulados, lo que significa que llevan un chip electrónico que permite controlar la potencia que llega al atomizador, además de disponer de distintos sistemas de seguridad para permitir un vapeo completamente seguro. Existe un tipo de dispositivos no-regulados, los mods mecánicos. Este tipo de dispositivos hacen pasar la potencia de las baterías directamente al atomizador, sin ningún sistema de control salvo los que pueda aplicar el usuario. Son mods pensados para personas muy experimentadas, ya que todos los sistemas de seguridad dependen de la persona que los está usando, y debe conocer bien todo lo relacionado con las baterías, ohmniajes, etc.
  • Control de temperatura: El control de temperatura o TC es un modo de vapeo que surgió en paralelo al control de potencia. Este ayuda a mantener el nivel de temperatura de la resistencia, lo que permite un vapeo más consistente, más suave y normalmente una duración más amplia de las resistencias debido a que no sufre esos constantes cambios de temperatura. Este tipo de vapeo está limitado a dispositivos que presenten la opción TC y para su uso exclusivamente con resistencias de níquel (Ni), titanio (Ti) o acero inoxidable (SS).
  • Potencia: Algunos dispositivos pueden tener una potencia fija que puede ser constante, si mantiene la potencia máxima durante toda la autonomía de la batería, o variable, si tiene su máximo de potencia con la batería recién cargada y va descendiendo según vamos vapeando a lo largo del día. No obstante, el modo más común de vapeo hoy en día es el control de potencia. Los mods avanzados suelen disponer del modo control de potencia (VW) que permite escoger la potencia a la que vapeamos (siempre dependiendo del rango de potencia que permita la resistencia que estemos usando). A mayor potencia, mayor cantidad de vapor y de sabor pero al mismo tiempo mayor consumo de batería, líquido y menor duración de la resistencia.

Dejar un comentario

Todos los comentarios de nuestros blogs son revisados antes de ser publicados
Las cookies son archivos de almacenamiento creados para proporcionarte la mejor experiencia. Por favor acéptalos para seguir disfrutando de nuestro sitio.
You have successfully subscribed!
Log in